Archivo de la categoría: Reflexiones

RETO ENAMÓRATE DE TI. DÍA 3 Y 4 DE FEBRERO

Estándar

Seguiré compartiendo el reto por aquí también, es un reto movilizado en facebook pero para poder rescatarlo con facilidad me pareció buena idea transmitirlo por aquí, aunque lo haga en fechas distintas, especialmente mientras la página de Artemisa se encuentra en obras que es donde surge este movimiento.

3/03/2019

RETO Febrero “ENAMÓRATE DE TI”

Mi propuesta de hoy va en relación con la vida social y el tiempo libre..hoy es Domingo y muchas personas nos damos un descanso semanal.

Sugiero que si te apetece estar con gente te rodees de personas que te transmitan buena energía, personas con quien sonrías y rías a pesar de los conflictos, con quien uses el humor sano y no haya competitividad, con quien puedes estar relajadamente y llegues a casa con las pilas recargadas.Sin compromisos.Sin obligaciones.Sin estar por estar.

Si decides estar a solas, te sugiero que si te apetece cine, serie o lectura sea algo que te llene, que te haga sentir, que te conecte, no consumir por consumir, que si te apetece estar a solas contigo mismo te escuches y trates con amabilidad.

Sea lo que sea “Enamórate de ti”

La imagen puede contener: Cecilia Ruano Psicologa, sonriendo

4/02/19

Ayer un amigo me dijo que leyó mi reto de Febrero y que él, el fin de semana; entre otras cosas; se había querido mucho en el sentido de comer bien.

Y es que es otra manera, nutrir tu cuerpo, comiendo bien y gozando de ello.

Hoy que es Lunes muchos iniciamos dietas o nos fustigamos por no haberlas respetado el fin de semana, ni uno , ni lo otro nos ayuda.

La cosa consiste en tomar conciencia de ir comenzando a aplicar los hábitos de vida saludables hasta que formen parte total de la rutina, entre ellos la alimentación, que te sienta bien, qué te sienta mal, qué te gusta, qué no te gusta, tomar conciencia de la saciedad, aprender a mimarse y que si tomamos caprichos “prohibidos” de vez en cuando—¡¡no pasa nada!! Mímate hasta en ese momento; ya que no sólo la comida nos sienta mal a veces, sino el arrepentirnos sobre aquello que hemos comido, castigándonos después con restricciones o machacándonos mentalmente.

Come en paz y armonía y si procuras no consumir desgracias ajenas a la vez , mejor que mejor, ya que mejor digerirás y más respeto estarás dando a tu cuerpo, a tu existir, a tu momento, hay tiempo para todo si realmente te apetece ver noticias, o dramas, o etc.

Enamórate de ti hasta en tu manera de comer. 
Degusta mientras te gustas.
Saborea.
Nútrete.
Disfruta.
Siente.
Vive.
Cuídate.
Mímate

Cada vez que ingieras algo, lo que sea, piensa en cómo tratarías al amor de tu vida, el amor de tu vida eres tú. Y que si algo está delicioso pero no es sano, que sea la excepción y no la norma.

La imagen puede contener: comida
Anuncios

RETO ENAMÓRATE DE TI. DÍA 1 Y 2 DE FEBRERO

Estándar

1/02/19

Comenzamos Reto…¿¿¿¿¿Qué has hecho hoy para cuidar de ti?????

Yo he pasado un par de horas con una de mis aficiones : Pintar…  😉

Aparte de compartir con mis compañeras de clase y mi profesor que siempre me aportan risas y sabiduría. Pintar hace que conecte conmigo misma, es una manera de meditar; de estar en mi y de sentirme orgullosa de mis avances en el terreno por lo que influye en ni autoconcepto positivamente.

Ya os mostraré en algún momento el cuadro de este mes.

#enamoratedeti #febrebo #sanvalentin

2/02/19

Hoy quiero compartir algo que escribí hace un par de meses; creo;para Artemisa Psicología.

Espero que te sirva para ayudar al proceso de enamorarte de ti y celebrarlo.

Hoy la cosa va de Reflexiones  😉 .

<<Decidí dejar de ver historias de amor en la televisión, decidí dejar de leer novelas románticas y dejar de cegarme por las ventas de humo, dejé de mendigar amor y después vi en mi un vacío descomunal y ahí supe que tenia que empezar yo a vivir una hermosa historia de amor, esa historia de amor tenia que ser con alguien muy especial y ese alguien muy especial tenia que ser encontrado con sabiduría, sin juicios, sin críticas, decidí que le aceptaría tal cual es, que le apoyaría en los momentos difíciles, le abrazaría si no sabía que decir, fluiría y reiría en los momentos felices y tendría humor en los que no lo son, que evolucionaríamos al paso adecuado, y sobre todo que me permitiría brillar y ese brillo se contagiaría a las personas de mi alrededor y entonces sabría que por fin habría aprendido a compartir amor.

Entonces una mañana me miré al espejo y se me vino la imagen de ese alguien especial con quien compartir ese amor incondicional.

Ése alguien especial era yo, soy yo y seré yo.

Y empecé a escribirme cartas de amor, a sonreírme todas las mañanas, a decirme palabras bonitas, a aceptarme tal cual soy, a ser asertiva y compasiva conmigo y a sentir el reflejo brillante de lo que soy en los demás cada día.>>

¿Qué reflexiones hacia el amor hacia ti puedes compartirnos?

Cecilia Ruano

#artemisapsicologia #psicologiasevilla #psicologiasevillaeste#psicologiaonline #amorpropio #enamoratedeti #autoestima #autocuidado#amorromantico #mitosdelamor #enamoramiento #amor #mequiero #SANVALENTIN

El dolor tiene su sentido de ser.

Estándar

Este texto fue creado para la página de facebook Artemisa Psicologia, que en breve abrirá su blog

Te quedas sin aire, sientes una presión constante en el pecho, te duele el estómago y vas demasiado a menudo al baño o demasiado poco, duermes mal desde hace un tiempo, las ojeras te delatan, no comes o comes mucho, no ríes con el alma, siempre estás pensando que sólo es cuestión de tiempo, que ya se pasará, que ya se solucionará, que ya cambiará, mientras te evades para no sentir con alcohol, drogas o medicación porque es más fácil, porque así no sientes, así evitas, así no sales de tu comodidad, no confrontas, ni siquiera te lo planteas, mientras tu cuerpo grita, tu alma llora y tu te marchitas.

El malestar, el dolor, el sufrimiento…tiene su sentido de ser, date tu tiempo, no vayas como kamikaze, reflexiona, toma conciencia, escucha lo que sientes y cuando tengas la fuerza y la decisión actúa sin miedo o con miedo pero en el momento oportuno para ti y por ti, no que te impongan, ten compasión, escúchate, compréndete, conócete y mimate por ese camino que sea lo que sea, será para mejor y ya desaparecerá la presión en el pecho, encontrarás aire que respirar, comerás y dormirás con normalidad, y reirás con el alma o sonreirás desde la serenidad.

Texto e Imagen: Cecilia Ruano

 

La imagen puede contener: 1 persona

 

Sé tú. (Be Yourself)

Estándar

Mientras fregaba los platos a mano (ejercicio meditativo en mi caso) me han venido un par de recuerdos a mi cabeza y he decidido escribir sobre ello.

Una vez me enamoré hasta las trancas de un chico, ni a primera ni a segunda vista pero si progresivamente porque tenía un carácter excepcional que es lo que verdaderamente importa, no voy a contar como surgió la historia ni cómo se desarrolló pero si de esa experiencia rescato para esta entrada el comentario de una amiga íntima que precisamente fue quien presentó al chico en cuestión, este fue “para gustarle a funalito debes ser menos tú y más como x”, “para que conquistar a funalito debes ser menos independiente y menos directa”, yo era joven e ingenua aún pero me dije que no quería gustar a nadie sin ser yo, a veces lo conseguimos y a veces nos olvidamos de ellos, si no tenemos conciencia nos escondemos tras máscaras que muestran un yo antinatural pero con el que no sentimos protegidos mientras se nos enquistan un número determinado de malestares.

Este tipo de mensajes se convierten en introyectos que nos minan la autoestima y no nos dejan ser como realmente somos, evidentemente no fue ni la primera ni la última vez que he escuchado algo así, hace poco de nuevo me comentaron que quizá debería mostrarme menos independiente y así conseguiría algo más de otras personas, quizá ese día me quejé de algo pero en ningún momento insinué en dejar de ser yo misma, también otra gran amiga en su momento me dijo que debía hacerme algo la “tonta” para que mi pareja, al que ella no conocía apenas, se sintiera más seguro de sí, yo me opuse a ello, si no me aceptan como soy aunque por el camino me duela el rechazo no tiene sentido mantener una relación íntima, al igual que si yo no acepto a la otra persona tal cual es, otra cuestión ya es el ceder, dónde, cómo y cuándo ceder, el conocerse y adaptarse, pero en la medida de lo posible no dejar de ser quien somos de verdad, y esto cuesta tanto porque esos introyectos ya comienzan desde la infancia, y vienen desde nuestro origen familiar, y no es tan fácil tomar conciencia por ello (y por mucho más) la Psicología tiene su utilidad.

Pero en esta pequeña reflexión recomiendo tomar conciencia de ello y no permitir a otras personas que nos digan que no seamos como somos, especialmente si a nosotros nos gusta y no hacemos daño a nadie.

Si las actitudes que tomamos hacen daño a otros y a nosotros mismos, entonces si es momento de plantearse un cambio, pero probablemente si eso sucede es porque no nos conocemos, no nos respetamos y no nos estamos permitiendo ser nosotros mismos.

Pd: Repito imagen, pero es la que lo expresa, e intento que casi todo sea de cosecha propia 🙂

by21

10 BENEFICIOS DE TENER UNA MASCOTA, en este caso un PERRO.

Estándar

dav

Rumba en el campo fotografiada por mi 🙂

 

Siempre quise tener un animal, aunque cuando lo pedía de niña, no sabía lo que decía, recuerdo haber tenido una tortuga y mi hermana una pecera, cuyos peces costó mantener vivos, muestra de la exigencia que implica el cuidado de un ser vivo, las plantas tampoco se me dieron bien nunca, aunque me encantan, recién ahora que consigo mantenerlas en orden, es decir, vivas y saludables, pero todo es un aprendizaje…

Siempre quise un perrito o un gatito, aunque sabedores de mi ignorancia,mi padre y mi madre nunca hicieron caso de mi petición, seguro que le tocaría a mi madre cuidarlo como buena ama de casa que ha sido y es.

Pero ahora, motivada por mi pareja en realidad con un deseo más fuerte por su parte que por la mía, tengo una perrita de 10 meses, llamada Rumba, que adoptamos cuando recién había cumplido dos, creo recordar. Actualmente, me alegro mucho de haber dado el paso de adoptarla, principalmente porque me hace mucha compañía ya que mi vida por circunstancias personales y laborales es bastante solitaria. Se ha creado un vínculo importante entre ambas, o así lo siento yo.

A continuación los beneficios que he encontrado, en base a mi experiencia.

  • RESPONSABILIDAD

Ahora veo que adoptar una mascota es algo que sería muy beneficioso para niños y niñas, en base a mi experiencia particular. Ya que creas una responsabilidad hacia un ser vivo que necesita cuidados serios, no basta con tenerlo en casa, hay que darle de comer, pasearlo, mimarlo, llevarlo al veterinario, hacerle curas cuando necesite por heridas u operaciones, educarlo, etc. A  veces te verás superando, otras no, pero todo compensa.

  • SOLIDARIDAD

Adoptar y no comprar. Muchos perros son abandonados, entonces adoptando contribuyes a un bien mayor,a Rumba la dejaron juntos a sus hermanos y hermanas en una caja en la puerta de una asociación en Pilas, fuimos a por ella allí. La fortuna es que toda la camada consiguió ser adoptada.

 

  • SOCIALIZACIÓN

Tener un perro te obliga o mejor dicho te invita a socializar, especialmente si es cachorro, querrá jugar a cada rato tanto contigo, como con sus juguetes, pero especialmente con otros perros, en el caso de Rumba cachorros o no, todo le vale, jeje. Sino juega, huele, investiga, rastrea, experimenta. Y mientras tu mascota socializa, tu no te quedas atrás, los dueños y dueñas de los perros hablan de perros, y de ahí puedes pasar a otras conversaciones si tienes un contacto relativamente frecuente, te invita a conocer todo tipo de personas y al menos tener un ratito cada día que te saque de la rutina.

 

  • DEPORTE

Haces ejercicio, especialmente si tenéis una mascota tan activa como la mía, parece que viene de padre y madre cazadores, y necesita mucho tiempo para caminar y correr, y como no, has de acompañarlo, pero es puro beneficio cardiovascular.

Si no tienes a la mascota a la que pasear, quizá no lo hicieses, y en realidad es una obligación diaria, ya que depende plenamente de ti, haga calor, llueve o nieve, hay que darle actividad.

Yo desde luego he aumentado considerablemente mi actividad física diaria.

 

  • PACIENCIA

Sin duda, cultivas la paciencia, entre los muebles que muerde, los agujeros de la pared que ha llegado a hacer, las caquitas y las meaditas que ha soltado dentro de casa, y el pelo que suelta, aparte de aprender a limpiar mejor que nunca, especialmente si el tema olores te afecta como a mi, educas la paciencia día a día. Y la paciencia es la base de la sabiduría.

 

  • DESAPEGO

Aunque tu mascota dependa de ti, cultivas también el desapego y la independencia, porque no tendrás más remedio que dejarla sola en muchas ocasiones y algunos días algunas horas más de las que a ella le gustaría, al principio lo pasará mal, pero luego se  adaptará, y tu también  o al menos ha sido mi caso, antes me preocupaba demasiado,ahora estoy algo más serena al respecto y ha aumentado mi confianza en ella.

 

  • PURO AMOR INCONDICIONAL

Y creo que no digo nada nuevo, pero llegar a casa, y la fiesta, en este caso, canina, que te encuentras no tiene precio, o el que siempre quiera dormir pegadita a ti, o te traiga la pelota para jugar, o que camineis y te mire para asegurarse de que estés ahí, tiene también todo un puntito de interés propio, pero es que al fin y al cabo, es lo natural.

 

  • FELICIDAD

Y está demostrado, un animal de compañía ayuda a combatir la depresión, y si no la tienes, aumenta tus niveles de felicidad. Debido a la obligación de mantenerte activo y envuelto en una rutina y a la necesidad de otro ser vivo de ser cuidado por ti.

 

  • DIVERSIÓN

En general, son muy graciosos y divertidos, y yo casi todos los días tengo momentos de risas con ellos o de ellos. Mi perra es muy simpática, dicen que eso es reflejo de los dueños 😉

 

  • REDUCE EL ESTRÉS

Llegas de un día duro, y tu mascota está ahí, moviendo su rabito alzado, y saltando alrededor tuyo, y se te olvida todo, o te sientas en el sofá y la acaricias y contribuye a la relajación, quizá ella se relaje más que tú, pero tu lo recibes igualmente.

 

Y esto son los beneficios basados en mi propia experiencia, no obstante, tengo entendido que ayudan a combatir enfermedades, e incluso detectan algunas. Y de sentido común, es que también se usa en terapia asistida.

 

Y yo termino de escribir, que tengo que salir a pasear a Rumba 😉

 

Un poco de lo que es la Felicidad para mi.

Estándar

Recientemente he recuperado mi capacidad de poner humor a cosas tontas que me pueden afectar en días malos; y estoy muy orgullosa; claro que tengo que gestionarlo mejor, porque puedo molestar a quienes más quiero pero cierto es que necesito esto para que no se me enquisten y vaya a peor.

Esas cosas tontas que me afectan en días malos son los escaparates de cuestiones más profundas, cambios en la vida, confrontaciones con personas que pueden no ser de mi agrado, ansiedad derivada de ello, sentimiento ocasional de sentirme presionada, mi niña interior que resurge; la jodida; de sus cenizas y empieza a ser caprichosa, egoísta y pedigüeña, a veces me olvido de la adulta, especialmente si no me paro a pensar y sentir durante unos minutos lo que me está sucediendo en mi interior y tengo el botón ON de mi robot activado al despertar ya sumido en mi rutina, tengo que recordar que puedo ponerlo en stand by durante unos minutos y puedo tomar distancia para no contagiarme de la ansiedad ajena, con la mía ya tengo bastante.

A todos nos pasa, todos hemos sufrido en la vida ausencias, migraciones, despedidas dolorosas; nunca me olvidaré de la marcha de cada una de mis amigas de Madrid, esas lágrimas en los aeropuertos ;discusiones que no comprendemos, rupturas de pareja dramáticas, muertes, peleas con amigos, abusos del tipo que sea, infidelidades, secretos; por cierto los secretos familiares hacen gran daño a todos los miembros de una familia; crisis de identidad, crisis económicas, pérdida de empleo, sentir que vives en tierra de nadie, que nadie te entiende, impedimentos físicos o psíquicos. Y a veces esto, desde lo emocional, se dispara con actitudes difíciles en épocas de ansiedad.

La cuestión esta en tener comprensión hacia los demás y hacia uno mismo, porque  todos nos podemos equivocar, pero también lo podemos solucionar y para mi el secreto de la vida tranquila y feliz no está en que no cometamos errores, o no nos enfademos, o no discutamos, o no suframos, está en aprender a lidiar con ello, en solucionarlo lo mejor posible cuando venga, en permitirse el período de estar triste y rabioso, en pedir ayudar si se necesita; en escribir cartas para desfogar que nunca vas a enviar y quemarlas si hace falta a modo de ritual; en pegar gritos hasta quedarte sin aire en el punto más alto de una montaña; en hablar con esa persona querida y ver que a pesar de todo os amáis, porque os comprendéis y os veis el uno en el otro, más que decir lo siento o pedir perdón sentir que nos entendemos, el ponerte en sus zapatos de verdad, te hace aceptarlo tal y como es, aunque en algún momento te reconcoma alguna de sus manías, así puedes ver sus valores y su valía, que es igual que la tuya.

Sin dejar de ser uno mismo, sin dejar de verte a ti y a quien tienes al lado, sin dejar de recordar que todos tenemos nuestras batallas, sin dejar de sentir compasión, que va más allá del perdón.

“Sé amable, pues cada persona que encuentras está librando una dura batalla.” – Platón

Comprender y Manejar el Miedo a la Soledad

Estándar
Artículo elaborado específicamente para la página de facebook: https://www.facebook.com/personasqueamandemasiado/?fref=nf
El miedo a la soledad es un temor muy habitual en nuestros días, con consecuencias a menudo nefastas para nuestro bienestar, por ejemplo puede conseguir que adoptemos un comportamiento permisivo e inclusive sumiso, olvidándonos de poner límites y tal vez ni siquiera logremos estar en buena compañía.
“La soledad que sientes con otra persona, la persona equivocada, es la más solitaria de todas”. Deb Caletti.
El resultado de todo este miedo puede derivar en dependencia emocional o codependencia y uno de los caminos es aprender a estar en soledad, a hacer las cosas de manera independiente, a caerse cuando toca y a pedir ayuda cuando es necesario; no vivir en los extremos; obtener un equilibrio que nos haga estar en sintonía, sintiendo bienestar y orgullo, manejando el miedo que puede provocarnos anticipar circunstancias irreales.
El temor a la soledad se puede observar en la aceptación de chantajes emocionales con tal de que la relación con la persona que corresponda no flaquee o no se rompa, implica que la base de nuestra felicidad aparente esté asentada en la felicidad ajena olvidando por completo nuestras necesidades, ya que en estas circunstancias nuestro fin primero es no sentir la soledad a toda costa. Puede incluso que dejemos de hacer aquellas cosas que nos entusiasman o simplemente nos agradan si afecta de algún modo al objeto de nuestra atención, amor, compañía. Puede resultar en situaciones de maltrato; humillaciones, vejaciones, prohibiciones, aislamiento, maltrato físico; quedándonos en relaciones destructivas porque pensamos; y si lo pensamos lo sentimos; que la soledad es peor en estos casos que estar en mala compañía. Nos afectarán muchísimo las opiniones de las demás personas,tendremos la necesidad de complacerles constantemente para ser felices. Es una utopía hipotecar nuestro bienestar en base al bienestar u opiniones ajenas, estar expectante a la opinión de quienes tienen temperamentos e historias diferentes a las nuestras; es imposible que todo el mundo hable bien de ti , esto al no verse cumplido sólo genera frustración.
Hay que trabajar aquí la autoestima. Aprender a estar contigo mismo/a. A aceptarnos con nuestros pros y contras. A valorar nuestros fracasos y reconocer nuestros éxitos dentro de nuestra propia evolución sin compararnos. Cuando nos abracemos, amemos, aceptemos, podremos perder el miedo a la soledad y estar en compañía sin abandonar nuestra libertad.
El sentimiento de soledad es absolutamente algo subjetivo, especialmente cuando se trata de la soledad emocional, también existe la soledad social que es algo que se puede valorar de manera más objetiva en el caso de personas que carecen de redes sociales o éstas son superficiales, ya que hay que distinguir el aislamiento social por decisión propia debido a los motivos que sean, del sentimiento de soledad. El punto importante para valorar esto y que haya que trabajarlo es el sentimiento subjetivo de angustia y tristeza que genera y que se vive generalmente de modo intenso con ansiedad y depresión.
Somos seres sociales y esto lo demuestra el conocido estudio de Harlye Harlow “La madre de alambre” sobre el apego, y la necesidad que tenemos de afiliación que ya Maslow señalaba en su pirámide justo después de las necesidades básicas. Todo esto yo lo definiría a grosso modo como que somos seres sociales para trabajar en equipo pero también necesitamos hacer parte de investigación de manera individual para luego realizar una puesta en común y que el resultado sea exitoso. Desde que nacemos, estamos en el seno de una familia del tipo que sea, nos relacionamos después con iguales y vamos creciendo aumentando relaciones, perfilándolas y demás, pero si tenemos la capacidad de ir y venir y de que las demás personas se vayan y vuelvan, siendo libres, independientes siempre con respeto y permitiendo ser, lograremos relaciones satisfactorias, no perfectas, pero si suficientemente buenas.
La manera en la que se ha desarrollado nuestro apego es fundamental para entender estos temores que tenemos y el cómo nos relacionamos. Según Bowlby y Mary Ainsowth, los grandes teóricos del apego, existen distintos tipos de apego, a saber:
1. Apego seguro: El padre y la madre tienen una actitud atenta, dan afecto, y el/la menor cuando estas figuras de apego se van, se torna ansioso pero cuando regresan se tranquiliza. Estas personas en su adultez son personas tranquilas, seguras, confiadas, felices y con relaciones generalmente estables.
2. Apego inseguro-evitativo: En este estilo de apego el padre y la madre tienen una actitud indiferente, pasiva o negligente. En su adultez estos/as menores suelen ser pesimistas y no confiar en las relaciones.
3. Apego inseguro ambivalente: Las figuras de apego aquí son inconsistentes e incoherentes, a veces hacen caso y otras no, generando un miedo en el/la menor de quedarse a solas, abandonado/a además un control ansioso sobre la actitud de las personas cuidadoras cuando crecen pueden llegar a mostrarse con ansiedad, dependencia y celotipia o celos y vivir relaciones destructivas.
Estudiaremos el apego más detenidamente cuando hablemos de la familia próximamente, pero me ha parecido importante señalarlo aquí ya que es fundamental para comprender cómo formamos los vínculos y cómo nos comportamos en pareja y por ende también con amistades.
Cuando buscamos estar en soledad para poder entendernos mejor, podremos saber qué camino seguir en las vicisitudes que nos presenta la vida, pero ciertamente cuando optamos conscientemente por ello, no sentimos el malestar. No obstante, todos/as hemos experimentado esa desagradable sensación más de una vez, empezando por la niñez cuando nos separábamos de nuestros padres y madres, continuando cuando sentíamos incomprensión en la adolescencia, hasta la adultez al experimentar un momento difícil en el que no hayamos percibido apoyo que necesitábamos o tal vez nos faltó el abrazo de algún ser querido.
Es importante el equilibrio entre la soledad elegida, para profundizar en nuestro yo y estar con otras personas vinculadas, como seres sociales estos nos satisface, retroalimenta y da energía. A veces la soledad no es elegida pero podemos usarla en nuestro beneficio y tener presente que se trata de una cuestión temporal y que con algo de esfuerzo podemos invertirla.
Habitualmente el miedo a quedarnos en soledad es irracional si nos centramos en la vida que tenemos, en la familia de la que formamos parte, en las amistades o contactos que nos rodean, o si por circunstancias varias es una realidad, si nos abrimos, tomamos iniciativa de conocer gente y profundizar en relaciones, si escuchamos y nos damos la licencia de ser escuchados/as, y exponemos que nos sucede, o preguntamos a personas de nuestro círculo cómo están, obtendremos respuestas, compañía y generaremos vínculos apaciguando ese sentimiento desolador.